Saltar al contenido

Requisitos para comprar un decodificador

Comprar un decodificador

Si quiere comprar decodificador estás en el lugar correcto te diremos los tipos que hay y cuáles requisitos tienes que tener el descodificador que elijas

¿Qué es un decodificador?

Un decodificador es un componente que se añade al televisor para recibir canales. También se llaman receptores de satélite. Son cajas elegantes que se conectan a una antena y transforman las señales recibidas en la antena en canales de televisión.

El funcionamiento de los decodificadores se basa en un dispositivo llamado transpondedor. Los transpondedores son señales que contienen un conjunto o grupo de canales y se transmiten por satélite. Una antena se encarga de recibir esta señal y, a través de un cable coaxial, llega al decodificador.

Función de un decodificador

Cuando la señal llega al decodificador, llega en una forma comprimida que los televisores no pueden entender. El decodificador se encarga de transformar esta señal comprimida en una señal que el televisor pueda entender.

Tipos de decodificadores

Hay dos tipos de decodificadores dependiendo de cómo reciben la señal del proveedor del canal. Estos son:

  • Decodificadores de TDT: Estos son codificadores de Televisión Digital Terrestre. La Televisión Digital Terrestre, transmite la señal a través de la atmósfera y son captados por una antena. El decodificador se encarga de transformar esa señal en canales.
  • Decodificadores FTA: Son decodificadores que reciben la señal Free To Air, que significa señal abierta, que es una señal no codificada. Son canales de acceso libre de los satélites.
  • Decodificadores de satélite: La señal se transmite por satélite (como la FTA), pero en este caso la señal no es abierta. Hay que pagar mucho para recibir los canales.
  • Decodificador digital: Es el caso de que la señal alcance el decodificador a través de los cables terrestres, desde la empresa proveedora hasta el usuario final.

Requisitos minimo para comprar un decodificador

  • No mires sólo el precio. No hay duda de que es una de las variables que terminará decidiendo sobre un dispositivo u otro. Pero a veces vale la pena pagar un poco y tener garantías que comprar un decodificador muy barato que no funciona bien. Apostar por las mejores marcas -aunque tengan un precio ligeramente superior- es sinónimo de calidad.
  • Asegúrate de que el televisor que tienes es compatible y soporta la tecnología de un receptor/decodificador de satélite. Si es demasiado viejo, no funcionará.
  • Conexión a Internet. Hoy en día la mayoría de los decodificadores/receptores tienen una conexión estándar a Internet, vía WiFi o cable o ambos. Es más que aconsejable pagar un poco más pero tener ya una conexión a la Red.
  • Otras conexiones. Por comodidad y para ampliar las prestaciones, es importante que el receptor/decodificador que compremos tenga puertos USB que nos permitan conectar otros dispositivos (por ejemplo, discos duros externos) o aparatos. También que tengan un lector de tarjetas.
  • Función TimeShift. Esta es una función que no todos tienen. Consiste en la posibilidad de grabar, detener, pausar o rebobinar los contenidos que se están mostrando en vivo.
  • Otra característica que suele estar integrada en las primeras marcas es la posibilidad de grabar varios canales al mismo tiempo.
  • Aplicaciones y juegos preinstalados. Es bastante común que los receptores/decodificadores tengan algunas aplicaciones instaladas como Youtube, Weather, Maps, etc. En algunos casos también tienen preinstalados juegos.
  • Aspectos técnicos. Evalúe bien las características técnicas del procesador, la calidad de la imagen, la velocidad y la memoria del dispositivo.
  • Diseño y estética. Puede parecer menos importante, pero para algunas personas el aspecto estético también es muy importante. Tanto el tamaño y el color del dispositivo como la disposición de sus botones, que pueden hacerlo más o menos funcional.